Táctica y estrategia, Mario Benedetti

¿Debemos diseñar un plan estratégico concienzudo para conquistar a alguien? ¿Son válidas las tácticas en el amor? Más aun, ¿son imprescindibles? “Táctica y estrategia”, perteneciente a Poema de Otros (1974), es una pieza ambigua y curiosa dentro de la producción de Mario Benedetti, un poema frío, desapasionado, hasta cierto punto, pragmático… Y aunque el mensaje tenga relación con “Hagamos un trato”, el escritor uruguayo acude en este caso a la semántica bélica para dotar a este poema de un barniz más rugoso: táctica, estrategia, puente indestructible, telón, simulacro…

Las primeras estrofas de este poema se refieren a la serie de tácticas que componen su estrategia, los recursos que va a utilizar para conseguir su objetivo final que es generar una necesidad en alguien, previsiblemente en una persona amada. Su primera táctica es mirar, aprender. El poeta quiere observar a su amada y quererla tal y como es.

Más adelante, pasa revista a su segunda táctica. Tras observar, llega el momento de hablar (o de escribir), de comunicarse, en suma. En este sentido da un valor singular a las palabras, capaces de construir una vía segura y firme para conquistar a su amada o, al menos, para mantener a flote la relación. Con esas palabras, tal vez con esos poemas, logrará permanecer en el recuerdo.

Son unos versos que amplían e intrincan el significado de “Táctica y estrategia”. ¿Qué busca realmente el poeta? ¿Enamorar, generar una dependencia? ¿O impresionar, trascender? El propio poeta duda de cuál es el objetivo de esta táctica. Quiere “quedarse en vos”, pero no sabe cómo ni con qué pretexto…

En la cuarta estrofa, el poeta vuelve a usar términos con cierto cariz bélico o militar para referirse a una relación honesta. Y continuación pasa a explicar su estrategia, que engloba todas las tácticas y cuyo fin no es otro que despertar el interés y la necesidad en otra persona. De esta forma, “Táctica y estrategia”, es un poema lleno de matices, en el que el habitual sentido del humor de Benedetti, lleno de ironía, está en este caso matizado por una cierta asepsia.

El amor, en otras ocasiones, desatado y pasional, es visto en este poema desde otro ángulo, más frío y pragmático. Por ello, tal vez, el mensaje de “Táctica y estrategia”, sea más amplio, incluyendo unas interesantes reflexiones acerca de la palabra y su poder para trascender o, al menos, para permanecer…


Nota de David Rubio. Nov. 2013

Poema original: Táctica y estrategia

Mi táctica es
mirarte
aprender como sos
quererte como sos

mi táctica es
hablarte
y escucharte
construir con palabras
un puente indestructible

mi táctica es
quedarme en tu recuerdo
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
pero quedarme en vos

mi táctica es
ser franco
y saber que sos franca
y que no nos vendamos
simulacros
para que entre los dos
no haya telón
ni abismos

mi estrategia es
en cambio
más profunda y más
simple

mi estrategia es
que un día cualquiera
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
por fin me necesites.