La sombra de mi alma, Federico García Lorca

La sombra de mi alma1
Huye por un ocaso de alfabetos,2
Niebla de libros3
Y palabras.4

¡La sombra de mi alma!5

He llegado a la línea donde cesa6
La nostalgia,7
Y la gota de llanto se transforma8
Alabastro de espíritu.9

(¡La sombra de mi alma!)10

El copo del dolor11
Se acaba,12
Pero queda la razón y la sustancia13
De mi viejo mediodía de labios14
De mi viejo mediodía15
De miradas.16

Un turbio laberinto17
De estrellas ahumadas18
Enreda mi ilusión19
Casi marchita.20

¡La sombra de mi alma!21

Y una alucinación22
Me ordeña las miradas.23
Veo la palabra amor24
Desmoronada.25

¡Ruiseñor mío!26
¡Ruiseñor!27
¿Aún cantas?28

29

En formato PDF
PDF La sombra de mi alma



¿Quiere ayudar? Deje su comentario!

*Todos los mensajes son moderados; su email jamás aparece ni se comparte.


Ejemplos de figuras literarias en La sombra de mi alma

Figura Literaria Ejemplo Descripción
Metáfora "ocaso de alfabetos" El término "ocaso" habitualmente se refiere al atardecer, pero aquí se usa para representar un declive o final de la comprensión o del conocimiento, representado por "alfabetos".
Metáfora "alabastro de espíritu" El "alabastro" es una piedra que por su belleza y blancura se utiliza aquí para simbolizar algo puro y valioso que emerge de la tristeza, referida como "la gota de llanto".
Símil "Niebla de libros / Y palabras." Se establece una comparación directa entre la confusión o la falta de claridad (niebla) y la sobreabundancia o la indescifrabilidad de los libros y las palabras.
Prosopopeya (Personificación) "Y una alucinación / Me ordeña las miradas." Atribuye a una alucinación la capacidad de "ordeñar", como si pudiera extraer físicamente las miradas del poeta, intensificando la sensación de ser consumido por sus visiones o pensamientos.
Hipérbole "Veo la palabra amor / Desmoronada." Exagera la desilusión o el desengaño al describir la "palabra amor" como si se desmoronara físicamente, lo que implica un colapso total del concepto del amor para el yo poético.
Elipsis "Y la gota de llanto se transforma" Omite deliberadamente qué sucede con la gota de llanto después de la transformación, lo que enfoca la atención en el proceso de cambio más que en el resultado específico.
Anáfora "¡La sombra de mi alma!" (repetido varias veces) La repetición de esta frase al principio de varios versos enfatiza la constante presencia y la importancia de la "sombra" en el estado emocional del yo poético.
Antítesis "He llegado a la línea donde cesa / La nostalgia," Presenta un contraste entre el viaje emocional del yo poético y el punto de inflexión donde termina la nostalgia, sugiriendo un cambio significativo en su perspectiva.
Oxímoron "mediodía de labios / De mi viejo mediodía / De miradas." Se unen conceptos que parecen contradictorios, "viejo mediodía", que combina tiempo de día asociado con juventud o lo nuevo con la vejez o lo pasado.
Paralelismo "De mi viejo mediodía de labios / De mi viejo mediodía de miradas." Se repite una estructura similar en estos dos versos, lo que resalta la comparación entre dos tipos de experiencias pasadas del yo poético, vinculadas por el tiempo "mediodía".
Metonimia "¡Ruiseñor mío! / ¡Ruiseñor! ¿Aún cantas?" Utiliza la figura del ruiseñor, un pájaro conocido por su canto hermoso, para representar la expresión artística o la esperanza de que aún persista la belleza en el mundo o en la vida del poeta.