Hagamos un trato, Mario Benedetti

¿Por qué la poesía de Benedetti llega tanto? ¿Por qué ha logrado colarse en el corazón de lectores de condición tan variada? El escritor uruguayo es capaz de sintetizar emociones con lenguaje sencillo, de construir alegatos de mensaje atemporal y de transmitir esperanza evitando los lugares comunes. “Hagamos un trato” es de esas piezas sencillas, de lenguaje coloquial que plasman sentimientos universales. Pertenece a Poemas de otros (1974), época dura para el autor por su exilio, pero en el que también espacio para poemas optimistas y traviesos como este.

“Hagamos un trato” es generosidad, amor, amistad y lealtad

Benedetti parte de un concepto cotidiano, el trato, para exponer una promesa. Se dirige a una mujer ausente, recurso clásico en la poesía de amor. Pero estos versos de Benedetti carecen de drama, de estruendo romántico; el poeta se ofrece sin ambages, sin esperar nada a cambio. ¿Amor o amistad? Tal vez sea esa dualidad, a veces contradictoria, la que late en el reverso de este poema. La pasión puede ser egoísta, pero el amor incondicional no conoce la codicia.

El poema se abre con una estrofa de versos sencillos que ironizan sobre el trato, aplicando dosis de humor para desdramatizar el mensaje, un recurso clásico en Benedetti

En la segunda, el mensaje gana enjundia y se introduce esa dualidad de la que hablamos. El poeta le pide a la mujer a la que dedica la pieza, que no desconfíe si distingue “la veta del amor”. El propio poeta duda de si esa es la razón de su lealtad y generosidad. “¿Puedes contar conmigo porque estoy enamorado o a pesar de que estoy enamorado?” Y más: “¿Puedes contar conmigo para que yo pueda contar con usted?”.

Benedetti disfruta en este poema con los equívocos, con la repetición de conceptos y de palabras como un recurso de humorismo, pero también como forma de invitar a la reflexión. En la última estrofa, el poeta ahonda en los equívocos hasta confundir al lector. No es la pieza más brillante de Benedetti, pero constata la capacidad del poeta uruguayo para exponer de forma sencilla sentimientos colectivos.


Nota de David Rubio. Nov. 2013

Poema original: Hagamos un trato

Compañera
usted sabe
puede contar
conmigo
no hasta dos
o hasta diez
sino contar
conmigo

si alguna vez
advierte
que la miro a los ojos
y una veta de amor
reconoce en los míos
no alerte sus fusiles
ni piense qué delirio
a pesar de la veta
o tal vez porque existe
usted puede contar
conmigo

si otras veces
me encuentra
huraño sin motivo
no piense qué flojera
igual puede contar
conmigo

pero hagamos un trato
yo quisiera contar
con usted

es tan lindo
saber que usted existe
uno se siente vivo
y cuando digo esto
quiero decir contar
aunque sea hasta dos
aunque sea hasta cinco
no ya para que acuda
presurosa en mi auxilio
sino para saber
a ciencia cierta
que usted sabe que puede
contar conmigo.