Tus Ojos, Julio Flórez

Los ojos de la amada son misteriosos pero sinceros. Hacen que el poeta sueñe con lo que puedan expresar a través de su color negro. Esta persona ha sufrido y lo nota en la forma de mirar, además de en las líneas de expresión que hay alrededor de sus ojos. El poeta desea que la amada le corresponda.

No importa lo que haya sufrido, su tristeza. El poeta la ve detrás de una mirada que quiere ser tranquila. Para el poeta, su mirada es viva, llena de luz. Aun así, nota su tristeza aunque lo disimule con maquillaje en los labios. En el final del poema, vuelve a reiterar que la amada le corresponda y que sea feliz. Si él muere antes que ella, podrá llorar entonces, entristecerse.

En este poema vemos un acercamiento del poeta la amada a través una parte de su cuerpo, en este caso sus ojos. Los diferentes versos ofrecen una imagen no demasiado complaciente con ella. Se nos presenta como una mujer triste, que no puede ocultar su dolor y él es ese hombro en quien apoyarse, esa persona que la protegerá y cuidará cuando ella lo necesite.

Al final del poema, la muerte aparece en forma de deseo del poeta para morir antes que ella porque así, parece, la mujer tendrá un motivo para estar triste. Esto viene a raíz de que el poeta no desea que ella sufra mientras viva. Sin embargo, este planteamiento nos parece ligeramente egoísta y hace que el poema pierda valor con estos versos finales.

Nuevamente vuelve a ocurrir lo que pasa con otros autores masculinos que hablan sobre una mujer. Únicamente se centran en sus propios sentimientos y no en los de la mujer, así como tampoco se nos dice quién es o se nos describe muy poco, casi nada o con algún rasgo ínfimo, como en este caso el referente a los ojos.
Cuando acabamos de leer el poema nos queda una sensación de vacío. Si bien estilísticamente el poema es correcto, no trasmite apenas ningún tipo de emoción al lector. Únicamente se queda en una descripción del dolor de una persona y de la ayuda por parte del poeta hacia ésta, sin que se aporte apenas nada más.


Nota de Susana Marín.
×

Poema original: Tus Ojos

Ojos indefinibles, ojos grandes, 1
como el cielo y el mar hondos y puros, 2
ojos como las selvas de los Andes: 3
misteriosos, fantásticos y oscuros. 4

Ojos en cuyas místicas ojeras 5
se ve el rostro de incógnitos pesares, 6
cual se ve en la aridez de las riberas 7
la huella de las ondas de los mares. 8

Miradme con amor, eternamente, 9
ojos de melancólicas pupilas, 10
ojos que semejáis bajo su frente, 11
pozos de aguas profundas y tranquilas. 12

Miradme con amor, ojos divinos, 13
que adornáis como soles su cabeza, 14
y, encima de sus labios purpurinos, 15
parecéis dos abismos de tristeza. 16

Miradme con amor, fúlgidos ojos, 17
y cuando muera yo, que os amo tanto 18
¡verted sobre mis lívidos despojos, 19
el dulce manantial de vuestro llanto! 20

21

Comentarios

  • Dana valentina portillo escobar May., 2022

    Este poeta gracias a la vida me gusto mucho y se los recomiendo

Publique su comentario sincero

Gracias por decidir aportar un comentario. Sepa que todos los mensajes son moderados, y su email NO aparecerá publicado ni se compartirá de forma alguna.

Últimos comentarios

  • Poeta María Hermilda Chavarría Londoño.: Hace mucho tiempo deseaba declamar este bello poema y hoy se cumplió mi sueño.... | A Solas
  • Paulo Altamirano: El poema Enamorado fue publicado en 1977, en la obra Historia de la noche.... | El enamorado
  • Dana valentina portillo escobar: Este poeta gracias a la vida me gusto mucho y se los recomiendo... | Tus Ojos