Miedo, Gabriela Mistral

Yo no quiero que a mi niña1
golondrina me la vuelvan;2
se hunde volando en el Cielo3
y no baja hasta mi estera;4
en el alero hace nido5
y mis manos no la peinan.6
Yo no quiero que a mi niña7
golondrina me la vuelvan.8

Yo no quiero que a mi niña9
la vayan a hacer princesa.10
Con zapatitos de oro11
¿cómo juega en las praderas?12
Y cuando llegue la noche13
a mi lado no se acuesta…14
Yo no quiero que a mi niña15
la vayan a hacer princesa.16

Y menos quiero que un día17
me la vayan a hacer reina.18
La subirían al trono19
a donde mis pies no llegan.20
Cuando viniese la noche21
yo no podría mecerla...22
¡Yo no quiero que a mi niña23
me la vayan a hacer reina!24

25

En formato PDF
PDF Miedo



¿Quiere ayudar? Deje su comentario!

*Todos los mensajes son moderados; su email jamás aparece ni se comparte.

  • Nathalie R. C. Nov., 2022

    Soy del valle del Elqui, y mi abuelita todas las noches me recitaba poemas de Gabriela Mistral, aunque ella estaba recién reforzando su lecturas, recuerdo mucho este poema, quizás fue el que más veces me recito, y hoy, a días de cumplir mis 30años, recordé este poema con mucho cariño ❣️

  • Silvera Cristina Ago., 2022

    Hermosa obra que refleja una realidad de hoy día Como madre a uno le cuesta a veces aceptar los cambios . Aquí la aurora lo expresa claramente


Análisis

Estamos ante un deseo, a través de un poema de Gabriela Mistral, en el que se habla del proceso importante en la vida de una niña que poco a poco se va convirtiendo mujer y en el que la madre no quiere que se haga mayor demasiado rápido. Es un proceso de pérdida, de separación del cordón umbilical entre ambas, pero no desde el punto de vista emocional, porque el amor de madre es para siempre, sino desde el punto de vista de físico. La niña va creciendo y hace su propio camino.

Es un proceso de niña a princesa y, finalmente a reina. Y es esta división la que crea las partes del propio poema. En la primera estrofa de este poema, en la que la madre expresa su deseo de que no le hagan perder la infancia demasiado rápida a su hija. Es una niña y como niña tiene que vivir una infancia. Si esta se trastoca, se pierde, se anula, lo que provocará es una separación emocional entre las dos y que nunca podrá recuperarse. Ella ve a su hija como un pájaro que quiere volar pero que, como Ícaro, si vuela demasiado alto y cerca del sol, sus alas pueden derretirse y caer hasta morir. Ella quiere seguir manteniendo esa imagen de niña a la que cuidar, proteger, mesar los cabellos.

En una segunda estrofa se nos presenta el deseo de la madre de que, cuando haya pasado ese momento de infancia tampoco la hagan princesa, es decir, que no la engañen con lo material, con el oropel, con lo artificial, que no la compren con oro. Aunque sea una adolescente, el juego y la fantasía tienen que seguir formando parte de su vida. Es posible que la madre no sea una persona con demasiados recursos, “a mi lado no se acuesta”, por eso tienen miedo de que esa princesa prefiera lo material a lo humano, perdiendo todo contacto con la realidad y con lo que es realmente importante, la familia, la madre.

En la tercera y última estrofa expresa su deseo de que no la hagan reina, es decir, que la alejen tanto de la realidad que deje de ser ella misma. Y lo enfatiza más con la imagen del trono, con lo que ella quiere expresar que si está demasiado alejada, si ya no es ella misma, tampoco podrá llegar a su lado, convirtiéndose así en alguien ajeno a su vida. Esto haría desaparecer su estatus de madre con respecto a ella y eso es lo que no quiere perder.

Nota de Susana Marín.

Marín, Susana. Dic., 2013. Miedo, de Gabriela Mistral. Poemario. Acceso en https://poemario.com/miedo-2/

Ejemplos de figuras literarias en Miedo

Figuras literarias Ejemplos Descripción
Metáfora "golondrina me la vuelvan" Compara a la niña con una golondrina, sugiriendo libertad y delicadeza.
Anáfora "Yo no quiero que a mi niña" Repetición de la frase al comienzo de cada estrofa, enfatizando el deseo del hablante de proteger a su niña.
Metáfora "en el alero hace nido" La niña es comparada con una golondrina que hace nido en el alero, lo que sugiere distancia y falta de control.
Metonimia "a donde mis pies no llegan" Los "pies" representan la capacidad del hablante para estar cerca de su niña si ella se convierte en reina.
Elipsis "Y menos quiero que un día" Omite la frase "Yo no quiero que a mi niña" para cambiar el enfoque a una preocupación aún mayor: que la niña se convierta en reina.