Marchitas ya las juveniles flores, José De Espronceda

A XXX, dedicándole estas poesías

Marchitas ya las juveniles flores, 1
nublado el sol de la esperanza mía, 2
hora tras hora cuento, y mi agonía 3
crecen y mi ansiedad y mis dolores. 4

Sobre terso cristal, ricos colores 5
pinta alegre, tal vez, mi fantasía, 6
cuando la dura realidad sombría 7
mancha el cristal y empaña sus fulgores. 8

Los ojos vuelvo en incesante anhelo, 9
y gira en torno indiferente el mundo 10
y en torno gira indiferente el cielo. 11

A ti las quejas de mi mal profundo, 12
hermosa sin ventura, yo te envío. 13
Mis versos son tu corazón y el mío. 14

15

Comentarios

Publique su comentario sincero

Gracias por decidir aportar un comentario. Sepa que todos los mensajes son moderados, y su email NO aparecerá publicado ni se compartirá de forma alguna.

Últimos comentarios

  • JUAN CARDENAS MACEDO: Bendito el amor que permite dolor tan intenso, siempre será amar para más amar... | Adiós para Siempre
  • Al Hdez.: Érase una nariz superlativa Érase un elefante boca arriba Érase una nariz s... | A un hombre de gran nariz
  • Eleuterio Pisabarro: Son unos versos incrustados en mi desde niño. En ellos hay muchos recuerdos y v... | Anoche cuando dormía