Canción Cinco, Blas de Otero

El poeta está solo, triste y camina por la ciudad. Cruza un puente de piedra de ésta. Prefiere estos lugares a los modernos. Le gusta el aire antiguo de la zona vieja de la ciudad. Observa todo lo que le rodea: el agua, el cielo… Todo lo terrenal y lo celestial. El final del poema es circular porque acaba como empiezan estos versos.

Como hemos indicado en otros poemas, en ocasiones la poesía refleja únicamente estados de ánimo muy concreto, escenas o momentos que son importantes para el escritor, pero que reflejan únicamente un pequeño instante. Éste es uno de ellos. En este caso el poema refleja la soledad y la tristeza del poeta.

Para dar más énfasis a ese sentimiento, utiliza la imagen de una ciudad como un casco histórico en el que existen puentes de piedra y el paso del agua. El hecho de cruzar el puente nos indica que el poeta está dejando atrás un momento de su vida doloroso y poco a poco va llegando al otro lado del puente, al comienzo de un nuevo camino vital, un nuevo proyecto.

El agua, el río que discurre por debajo del puente seguramente, nos indica que los sentimientos del poeta se van, poco a poco se van yendo para no volver jamás porque el agua nunca vuelve dos veces por el mismo sitio. De la misma forma el dolor y la tristeza del poeta se van yendo cada vez más lejos, hasta desaparecer definitivamente.

El mirar al cielo también puede indicar que, de alguna manera, pide inútilmente ayuda a Dios y es cuando mira al agua, a lo terrenal, cuando se da cuenta que ese proceso ha de realizarlo él solo sin ayuda. Él mismo ha de encontrar esa fuerza para acabar de cruzar esa pequeña distancia que une el pasado y el futuro desde el presente.

Como podemos observar, en forma de canción el poeta ha conseguido no solamente reflejar en muy pocos versos qué es lo que siente, sino también qué es lo que debe hacer para estar mejor consigo mismo, para avanzar en la vida y para crear un nuevo camino que le haga superar ese dolor y se encuentre a sí mismo.


Nota de Susana Marín.
×

Poema original: Canción Cinco

Por los puentes de Zamora, 1
sola y lenta, iba mi alma. 2

No por el puente de hierro, 3
el de piedra es el que amaba. 4

A ratos miraba al cielo, 5
a ratos miraba al agua. 6

Por los puentes de Zamora, 7
sola y lenta, iba mi alma. 8

9

Comentarios

Publique su comentario sincero

Gracias por decidir aportar un comentario. Sepa que todos los mensajes son moderados, y su email NO aparecerá publicado ni se compartirá de forma alguna.

Últimos comentarios

  • Saul Muñoz Lopez: La tradicion cultural de Unamuno. Con o sin miedos. La logica transcendente. Pla... | Dime qué dices, mar!
  • Saul Muñoz Lopez: El maestro de el clan. Frases, como arte plasmante de recuerdos, Rimas cons... | Dime qué dices, mar!
  • Saul Muñoz Lopez: Me remito Urano y Gea eran los padres de Zeus, y tetis se caso con un mortal, au... | 10/10. Notas al Texto (Sentir y Pensar: poema cómico)

  • Desde 2013, Poemario es una referencia de la poesía, analizando el trabajo y la influencia cultural de los mayores autores de la historia, constituído por:

  • David Rubio
    Profesor y consultor literario
  • Paulo Altamirano
    Escritor y traductor literario
  • Rocío Calvo Fernández
    Profesora de Literatura Española
  • Mario Sanchez
    Crítico de arte, teatro y literatura
  • Victoria Jorrat
    Escritora
  • Privacidad - Contáctenos