Andrógino, Amado Nervo

Por ti, por ti, clamaba cuando surgiste, 1
infernal arquetipo, del hondo Erebo, 2
con tus neutros encantos, tu faz de efebo, 3
tus senos pectorales, y a mí viniste. 4

Sombra y luz, yema y polen a un tiempo fuiste, 5
despertando en las almas el crimen nuevo, 6
ya con virilidades de dios mancebo, 7
ya con mustios halagos de mujer triste. 8

Yo te amé porque, a trueque de ingenuas gracias, 9
tenías las supremas aristocracias: 10
sangre azul, alma huraña, vientre infecundo; 11

porque sabías mucho y amabas poco, 12
y eras síntesis rara de un siglo loco 13
y floración malsana de un viejo mundo. 14

15

Comentarios

Publique su comentario sincero

Gracias por decidir aportar un comentario. Sepa que todos los mensajes son moderados, y su email NO aparecerá publicado ni se compartirá de forma alguna.

Últimos comentarios

  • Maria laura: Me encanto esta poesía debo hacerle un análisis como se que figuras literarias... | Por qué esos lirios que los hielos matan?
  • Adalberto romero: De excelente para arriba Extraordinario Único Suigeneris El mejor poema q... | El Brindis del Bohemio
  • Luis Haro Mendoza: es un poema regiamente armonizado con un lenguaje literario que desborda con sen... | El Brindis del Bohemio