Emoción Vesperal, Ernesto Noboa y Caamaño

A Manuel Arteta; como un hermano

Hay tardes en las que uno desearía 1
embarcarse y partir sin rumbo cierto, 2
y, silenciosamente, de algún puerto, 3
irse alejando mientras muere el día; 4

Emprender una larga travesía 5
y perderse después en un desierto 6
y misterioso mar, no descubierto 7
por ningún navegante todavía. 8

Aunque uno sepa que hasta los remotos 9
confines de los piélagos ignotos 10
le seguirá el cortejo de sus penas, 11

y que, al desvanecerse el espejismo, 12
desde las glaucas ondas del abismo 13
le tentarán las últimas sirenas. 14

15

Comentarios

Publique su comentario sincero

Gracias por decidir aportar un comentario. Sepa que todos los mensajes son moderados, y su email NO aparecerá publicado ni se compartirá de forma alguna.

Últimos comentarios

  • Elfi de María Pozo: Este inolvidable poema lo declamé cuando cursaba el 4to año de secundaria ten... | Sembrando
  • Saul Muñoz Lopez: Descripcion de el poema. Breve, pero conciso, escueto. Lleno de una palabreria, ... | Más Allá
  • Saul Muñoz Lopez: Comenterio a el poema.Gonzalo, cada vez que ve un retoño va a Madrid de las ace... | 10/10. Notas al Texto (Sentir y Pensar: poema cómico)

  • Desde 2013, Poemario es una referencia de la poesía, analizando el trabajo y la influencia cultural de los mayores autores de la historia, constituído por:

  • David Rubio
    Profesor y consultor literario
  • Paulo Altamirano
    Escritor y traductor literario
  • Rocío Calvo Fernández
    Profesora de Literatura Española
  • Mario Sanchez
    Crítico de arte, teatro y literatura
  • Victoria Jorrat
    Escritora
  • Privacidad - Contáctenos