Brisa de Otoño, Ernesto Noboa y Caamaño

Vamos los dos a olvidarnos;
No sirven nuestros amores,
¡mira, vamos a arrancarnos
del corazón nuestras flores!
Juan R. Jiménez

En silencio… la luna en el agua 1
de la fuente… tu voz… y la queja 2
que mi vida romántica fragua 3
contemplando el amor que se aleja… 4

tu pupila nostálgica y vaga 5
se ha perdido en la azul lontananza 6
donde pálida y triste se apaga 7
una estrella… como una esperanza… 8

¡Recordemos el tiempo lejano! 9
—nuestra breve y azul primavera— 10
el antiguo calor de tu mano 11
y el lugar de la cita primera! 12

Fue en el viejo jardín, todo olores, 13
una tarde callada y sombría, 14
tú cortabas piadosa unas flores 15
para el ara lustral de María… 16

¿Por qué se arma de espinas la rosa? 17
… en tu brazo brotaron claveles, 18
y mi boca probó temblorosa 19
de esa sangre preciada las mieles… 20

Fue un amor de divinos excesos, 21
ese amor que los males ensalma 22
con el suave calor de los besos 23
que florecen de estrellas el alma 24

Contemplaron las frondas mis ansias 25
y la sombra veló tus pudores, 26
y el azahar te cubrió de fragancias 27
con el manto nupcial de sus flores. 28

Y era todo calor y ruido, 29
y era todo perfume y canción, 30
¡era todo un sendero florido 31
en el campo de mi corazón! 32

¿Por qué tienen los besos espinas? 33
¿por qué ocultan ponzoña las flores? 34
¿y veneno las bocas divinas? 35
¿y la hiel los más dulces amores? 36

¡Ya tu pecho mi ardor no provoca, 37
ni me incita tu labio sedeño, 38
ya no aroma el clavel de tu boca, 39
ni tus cantos arrullan mi ensueño! 40

Nuestros labios se juntan con frío, 41
nuestros ojos se miran con pena, 42
se ha tornado tu acento sombrío, 43
y mi voz con tristeza resuena. 44

Nuestro beso es un beso de olvido… 45
y este amor con la muerte se aúna 46
como un rayo de sol diluido 47
en un triste reflejo de luna… 48

Ya en el cielo se borran matices, 49
ya la luna se va marchitando, 50
y me miras… y nada me dices… 51
y te miro… y me alejo llorando… 52

53

Comentarios

Publique su comentario sincero

Gracias por decidir aportar un comentario. Sepa que todos los mensajes son moderados, y su email NO aparecerá publicado ni se compartirá de forma alguna.

Últimos comentarios

  • JUAN CARDENAS MACEDO: Bendito el amor que permite dolor tan intenso, siempre será amar para más amar... | Adiós para Siempre
  • Al Hdez.: Érase una nariz superlativa Érase un elefante boca arriba Érase una nariz s... | A un hombre de gran nariz
  • Eleuterio Pisabarro: Son unos versos incrustados en mi desde niño. En ellos hay muchos recuerdos y v... | Anoche cuando dormía