Rima 56 (LVI), Gustavo Adolfo Bécquer

Hoy como ayer, mañana como hoy,1
   ¡y siempre igual!2
Un cielo gris, un horizonte eterno3
   y andar... andar.4

Moviéndose a compás, como una estúpida5
   máquina, el corazón.6
La torpe inteligencia del cerebro,7
   dormida en un rincón.8

El alma, que ambiciona un paraíso,9
   buscándole sin fe,10
fatiga sin objeto, ola que rueda11
   ignorando por qué.12

Voz que, incesante, con el mismo tono,13
   canta el mismo cantar,14
gota de agua monótona que cae15
   y cae, sin cesar.16

Así van deslizándose los días,17
   unos de otros en pos;18
hoy lo mismo que ayer...; y todos ellos,19
   sin gozo ni dolor.20

¡Ay, a veces me acuerdo suspirando21
   del antiguo sufrir!22
Amargo es el dolor, ¡pero siquiera23
   padecer es vivir!24

25

En formato PDF
PDF Rima 56 (LVI)



¿Quiere ayudar? Deje su comentario!

*Todos los mensajes son moderados; su email jamás aparece ni se comparte.


Ejemplos de figuras literarias en Rima 56 (LVI)

Figura Literaria Ejemplo Descripción
Metáfora "máquina, el corazón" El corazón se compara con una máquina, indicando que continúa su función de manera mecánica, sin pasión ni emoción.
Metáfora "ola que rueda" El alma se describe como una ola en movimiento continuo, lo que sugiere un sentido de acción sin propósito o dirección.
Símil "como una estúpida máquina" Comparación directa entre el corazón y una máquina sin sentido, haciendo hincapié en la repetición y la falta de conciencia o emoción.
Prosopopeya (Personificación) "La torpe inteligencia del cerebro" La inteligencia se describe como si tuviera la capacidad de ser torpe, atribuyendo cualidades humanas a un concepto abstracto.
Hipérbole "un horizonte eterno" Exagera la idea del horizonte para resaltar la sensación de monotonía y de un futuro que parece no cambiar nunca.
Elipsis "y andar... andar." Omite deliberadamente el destino o propósito del movimiento, lo que enfatiza la sensación de monotonía y falta de propósito.
Anáfora "Hoy como ayer, mañana como hoy," Repetición de frases al inicio de los versos para enfatizar la monotonía y la repetición incesante de los días.
Antítesis "sin gozo ni dolor." Coloca en oposición directa la falta de sentimientos positivos y negativos, resaltando la ausencia de cualquier emoción.
Oxímoron "dormida en un rincón." Combina dos ideas que parecen contradictorias, la inteligencia (usualmente asociada con la actividad) y la idea de estar dormida (inactividad).
Paralelismo "gota de agua monótona que cae y cae, sin cesar." Forma un énfasis en la continuidad y la monotonía de la acción.
Metonimia "padecer es vivir!" Utiliza el "padecer", una parte de la experiencia humana, para representar la existencia misma, sugiriendo que incluso el sufrimiento confirma la vitalidad.