Te Quiero, Julia de Burgos

Otro de los aspectos dentro de la poesía escrita por mujeres es el de cómo la pasión transforma existencialmente a quien escribe. No sólo se nos describe la relación de una mujer que ama a su pareja, si no que esta relación le ha hecho descubrir su feminidad, le ayudado a conocerse interiormente y, sobre todo, ha sido importante en la inspiración de su obra.

El amante le hace perder la noción del tiempo. Su amor es sincero y para siempre, como el brillo de las estrellas o el agua de los ríos, que reflejan la luz de estas y que se mueven siempre hacia el mar. Recuerda el momento en que se conocieron, un momento triste en sus vidas, pero determinante en su camino.

Lo quiere por lo que dice su mirada, porque le dice que hasta que él no apareció no tuvo vida, no fue ella misma. La llegada del amor le ha devuelto la ilusión y la inspiración. Aun así, a pesar de la entrega total al amante, desea tirar barreras, dejar atrás las sombras y los miedos, poco a poco, para que la relación crezca con unas raíces sólidas y, sobre todo, vitales.

Esta relación, poesía -amor -existencia -redescubrimiento, es algo que nos hace pensar en la diferencia tan enorme que hay en el universo femenino dentro del literatura y como cuando nos acercamos a las diferentes escritoras, ya sea en prosa y verso, aparecen nuevas maneras de ver las relaciones íntimas, personales y, sobre todo, como la mujer es capaz de expresar lo que siente de una manera completamente diferente a la masculina, aunque utilice una forma de expresión parecida.

En este caso vemos que hay un despertar al amor, al sexo y, sobre todo a una misma. Sin embargo, aun teniendo esa sensación de liberación que nos muestra el poema, la racionalidad también está presente. La poeta es consciente de que antes de sentirse plena, tiene que dejar atrás los sentimientos negativos y soltar lastre, esa mochila que todos llevamos a nuestras espaldas y que guarda nuestros sentimientos menos positivos. Ella sabe que es consciente de que la lleva y, junto a la persona que ama, desea vaciarla para que su relación no tenga ningún tipo de censura interior.


Nota de Susana Marín.
×

Poema original: Te Quiero

Te quiero... 1
y me mueves el tiempo de mi vida sin horas. 2

Te quiero 3
en los arroyos pálidos que viajan en la noche, 4
y no termina nunca de conducir estrellas a la mar. 5

Te quiero 6
en aquella mañana desprendida del vuelo de los siglos 7
que huyó su nave blanca hasta el agua sin ondas 8
donde nadaban tristes, tu voz y mi canción. 9

Te quiero 10
en el dolor sin llanto que tanta noche ha recogido el sueño 11
en le cielo invertido en mis pupilas para mirarte cósmica, 12
en la voz socavada de mi ruido de siglos derrumbándose. 13

Te quiero 14
(grito de noche blanca...) 15
en el insomnio reflexivo 16
de donde ha vuelto en pájaros mi espíritu. 17

Te quiero... 18
Mi amor se escapa leve de expresiones y rutas, 19
y va rompiendo sombras y alcanzando tu imagen 20
desde el punto inocente donde soy yerba y trino. 21

22

Comentarios

Publique su comentario sincero

Gracias por decidir aportar un comentario. Sepa que todos los mensajes son moderados, y su email NO aparecerá publicado ni se compartirá de forma alguna.

Últimos comentarios

  • 2nde 1-2-3 Charles Poncet: Dimitri : Para mi, no tengo opinion porque no me gustan los poemas y no he leido... | Oda a la edad
  • eliana: Son muy bellas todas las palabras ,que llenan cualquier corazón aun de aquellas... | A Elena
  • Amalia Medina Giusti: Buenas tardes, agradecida por éste espacio virtual,leer la expresión literaria... | Táctica y estrategia

  • Desde 2013, Poemario es una referencia de la poesía, analizando el trabajo y la influencia cultural de los mayores autores de la historia, constituído por:

  • David Rubio
    Profesor y consultor literario
  • Paulo Altamirano
    Escritor y traductor literario
  • Rocío Calvo Fernández
    Profesora de Literatura Española
  • Mario Sanchez
    Crítico de arte, teatro y literatura
  • Victoria Jorrat
    Escritora
  • Privacidad - Contáctenos