La Nayade, Humberto Fierro

Me creía orgulloso 1
Y un corazón muy seco, 2
Viviendo en mis dominios 3
Como un hidalgo tétrico. 4
Juzgaba que mi gusto 5
Fragante a tomilleros, 6
Era matar la corza 7
Batida por los perros. 8
Y al deshojar un día 9
Las rosas del Deseo, 10
Bañando las distancias 11

En luces de oro viejo, 12
La sorprendí en un claro 13
Que hacían los enebros 14
Y entre las rubias frondas 15
Los céfiros traviesos 16
Mecían el columpio 17
De un Fragonard de ensueño... 18

Yo la llamaba Náyade 19
Por sus marfiles griegos 20
Y por su talle lánguido 21
Como los juncos tiernos. 22
Me sonrió unas veces 23
Con un silvestre miedo, 24
Como la sensitiva 25
Que va a plegar sus pétalos; 26
Mas ¡ay! no era un espíritu 27
De encadenar con besos: 28
Temía despertarme 29
Pues sé que siempre sueño. 30

Y al fin, un dulce día 31
Se hundió en el lago eterno 32
Dejando entre mis manos 33
Los círculos concéntricos... 34
Y fuimos desgraciados 35
Y siempre lo seremos. 36

37

Comentarios

Publique su comentario sincero

Gracias por decidir aportar un comentario. Sepa que todos los mensajes son moderados, y su email NO aparecerá publicado ni se compartirá de forma alguna.

Últimos comentarios

  • Alejandra: ¿Quien es el hablante lírico? Nostalgia José santos chocano... | Quién sabe!
  • Carmen: Este poema es hermosísimo. Sé de memoria la primera estrofa desde que iba a la... | Invernal
  • JUAN CARDENAS MACEDO: Bendito el amor que permite dolor tan intenso, siempre será amar para más amar... | Adiós para Siempre