A México, Juan de Dios Peza

En las últimas desgracias de España.

Allá del revuelto mar1
Tras los secos arenales,2
Donde sus limpios cristales3
Las ondas van a estrellar,4
Donde en lucha singular5
Disputando a la Fortuna6
Las ciudades una a una,7
De sus guerreros el brío,8
Mostraron su poderío9
La cruz y la media luna;10

En esa tierra encantada,11
Que esconde, en perpetuo Abril,12
Las lágrimas de Boabdil13
En las vegas de Granada;14
Donde el ave enamorada15
Repite entre los vergeles16
El canto de los gomeles,17
Y cuelga su frágil nido18
Del minarete prendido19
Entre ojivas y caireles;20

Donde soñados ultrajes21
Vengaron fieros zegríes,22
Regando los alelíes,23
Con sangre de abencerrajes;24
donde entre muros de encajes25
Y torres de filigrana,26
Lloró la hermosa sultana27
Amorosos sentimientos28
A los rítmicos acentos29
De una trova castellana;30

Allá donde nueva luz31
Alumbró, limpia y serena,32
Sobre la morisca almena33
El símbolo de la cruz;34
En ese suelo andaluz,35
Cuyos cármenes hollando,36
Y en otro mundo soñando,37
Cruzaron en su corcel38
La magnánima Isabel39
Y el católico Fernando.40

En esa región que encierra41
Tantos recuerdos de gloria;42
En ese altar de la Historia;43
En ese edén de la tierra;44
No el azote de la guerra45
Infunde duelo y pavor,46
Ni causa fiero dolor47
Que mira asombrado el mundo48
El negro contagio inmundo;49
Allí otra plaga mayor.50

Surgen allí tempestades51
Del suelo entre las entrañas,52
Y vacilan las montañas,53
Y se arrasan las ciudades54
Escombros y soledades55
Son el cortijo y la aldea;56
La muerte se enseñorea,57
Y, en medio de tanta ruina,58
Se ve cual llama divina59
La Caridad que flamea.60

Con sordo bramido el duelo61
Todo lo enluta y recorre;62
Yace la maciza torre63
En pedazos sobre el suelo.64
Salvarse forma el anhelo65
De los espantados seres,66
Y hombres, niños y mujeres67
Las crispadas manos juntan,68
Y viendo al cielo preguntan.69
"Dinos Dios, ¿por qué nos hieres?"70

Recordando en sus delitos71
las bíblicas amenazas,72
Van por las calles y plazas73
Confesándolos a gritos.74
Los corazones precitos75
Se niegan a palpitar76
Y todos ven transformar77
Al golpe del terremoto,78
El abismo el verde soto,79
Y en escombros el hogar.80

Se abate el pesado muro81
Que adornó silvestre yedra82
Y brotan de cada piedra83
Una oración y un conjuro.84
No hay un asilo seguro;85
Ciérnese el ángel del mal;86
Cada fosa sepulcral87
Abrese ante fuerza extraña,88
Y parece que en España89
Comienza el juicio final.90

Y entre la nube sombría91
Que el denso polvo levanta,92
El coro terrible espanta93
De los gritos de agonía.94
Y entre aquella vocería,95
Con rostro desencajado,96
El padre busca espantado,97
Con ayes desgarradores98
El nido de sus amores,99
Entre escombros sepultado.100

Convulsa, pálida errante,101
Sobre el suelo que se agita102
La madre se precipita103
Por la angustia delirante;104
Vuela en pos del hijo amante;105
El rostro al abismo asoma106
Lo llama llorando, y toma107
Por voz del hijo querido,108
La que acompaña al crujido109
De un techo que se desploma.110

En repentina orfandad,111
Trémulas las manos tienden112
Los niños, que no comprenden113
Su espantosa soledad.114
Tan sólo la caridad115
Velará después por ellos,116
Curando con sus destellos117
su miseria y su aflicción:118
¡Cómo no amarlos, si son119
Tan inocentes, tan bellos!120

¿Qué pecho no se conmueve121
Ante cuadro tan sombrío,122
Que al corazón más bravío123
A contemplar no se atreve?124
Ante el infortunio aleve125
¿Quién no es noble? ¿quién no es bueno?126
¿Quién de piedad no está lleno,127
Cuando es la virtud mayor,128
Aun más que el propio dolor,129
Sentir el dolor ajeno?130

Manda ¡oh, noble patria mía!131
La ofrenda de tus piedades132
A las hoy tristes ciudades133
De la hermosa Andalucía.134
No es favor, es hidalguía;135
Es deber, no vanidad.136
Llamen otro Caridad137
Estos óbolos del hombre,138
Tienen nombre, sólo un nombre;139
Se llaman Fraternidad.140

Con tierno entusiasmo santo,141
Mezcla ¡oh patria amante y buena!142
Esa pena con tu pena,143
Ese llanto con tu llanto.144
Si al mirar ese quebranto,145
Tu triste historia repasas,146
Verás que angustias no escasas147
Pasó, entre llantos prolijos,148
Por amparar a tus hijos149
Bartolomé de las Casas.150

151

En formato PDF
PDF A México



¿Quiere ayudar? Deje su comentario!

*Todos los mensajes son moderados; su email jamás aparece ni se comparte.

  • Fanny María, González Flors Sep., 2022

    Una poesía romántica,que habla de la sensibilidad del poeta con respecto a tantas cosas…que el mundo egoísta en general no sabe apreciar, ” Reír llorando” es una belleza! Lo busque buscando a mi mamá, su libro descansaba en la mesa de noche de su dormitorio, fue como conocí a Juan de Dios Pieza. Lo amo, por mi madre,( ya difunta) y por el!

  • Molly UwU May., 2022

    Me lo pidieron en la escuela y me di cuánta que hay 150 renglones y quedé tiesa pero bueno mu gusto esta interesante no entendí nada pero ya bonito muy poético y muy largo

    • Paulo Altamirano Jun., 2022

      Muy cierto, no todos los poemas son breves, algunos como el de este caso, con la intención de representar un intenso hecho histórico, se extienden un poco, hasta 150 líneas 😀


Análisis

El poeta nos presenta el momento en que los moros y cristianos se enfrentaron en una gran batalla. La conquista de Granada, lugar idílico de la cultura árabe en España va ser reconquistada. Los cristianos, castellanos, recuperaron el lugar con dolor, sufrimiento y muertos. Todo ello fue recogido en trovas, poemas y versos.

La Cruz sustituyó a la media luna antes de que los Reyes Católicos entraran en Granada. Aquello fue algo histórico y que fue recordado, reconocido por todos, dentro y fuera de España, pero fue un paso en una guerra, en una reconquista cruenta, en la que el pueblo sufrió como nunca. La muerte lo arrasaba todo

Todo ese horror se ve como un castigo divino.

Todos han de convertirse al cristianismo y los que profesan la fe católica reafirmarse en ella. Quien no lo hace lo pierde todo, hasta su hogar. Tal es el miedo y el peligro, que no hay un lugar seguro en el que protegerse. Las familias se rompen con la muerte y la búsqueda de los muertos se hace entre los escombros de las casas arrasadas.

La muerte es algo común y más en los más indefensos: los niños. Su muerte enloquece a muchas madres, los huérfanos crecen en número y no entienden lo que pasa. Su futuro es la miseria y la nada. Su indiferencia desaparece a menos que sean consolados.

El ocuparnos del dolor ajeno nos hace buenas personas, dignas de Dios. El poeta desea que la ayuda a los que menos tienen, en este caso a los andaluces, se haga pronto. Cree que la fraternidad, la ayuda mutua hará que se recupere pronto. Todo el dolor, la pena y el llanto se pueden transformar en algo bueno y que produzca felicidad.

Lo que nos ofrece el poeta es una visión no de la batalla en sí, no de la guerra en sí, sino de las consecuencias de la misma y de cómo los perdedores son siempre los mismos, los que menos pueden hacer para defenderse. Pero también nos presenta un nuevo hecho aparte de los que sufren, si no del propio lugar, de la propia zona que queda completamente arrasada, empobreciendo todavía más a las gentes y haciendo peligrar su recuperación.

Nota de Susana Marín.

Marín, Susana. Nov., 2014. A México, de Juan de Dios Peza. Poemario. Acceso en https://poemario.com/mexico/

Ejemplos de figuras literarias en A México

Figura Literaria Ejemplo Descripción
Metáfora "Las lágrimas de Boabdil en las vegas de Granada" Referencia al último rey moro de Granada, Boabdil, y sus lágrimas al perder su reino. Esta metáfora evoca la tristeza y la pérdida que se asocia con Granada.
Símil "Se ve cual llama divina La Caridad que flamea" Transmite una fuerza poderosa y espiritual que brilla en medio de la desolación y la muerte.
Prosopopeya "El negro contagio inmundo" Se personifica el contagio, posiblemente una enfermedad o una plaga, como una entidad oscura y vil que causa miedo y sufrimiento.
Hipérbole "Y parece que en España Comienza el juicio final." La exageración de que el juicio final está comenzando en España intensifica la sensación de cataclismo y destrucción.
Hiperbatón "Y todos ven transformar Al golpe del terremoto, El abismo el verde soto, Y en escombros el hogar." La alteración del orden normal de las palabras enfatiza el impacto devastador del terremoto y cómo cambia el paisaje y las vidas de las personas.
Anáfora "Y hombres, niños y mujeres Las crispadas manos juntan" La repetición de "y" pone énfasis en la unidad y la desesperación de todas las personas, independientemente de su edad o género.
Antítesis "El nido de sus amores, Entre escombros sepultado." Contrapone la idea de un hogar lleno de amor ("el nido de sus amores") con la destrucción y la muerte ("entre escombros sepultado").
Oxímoron "repentina orfandad" Une dos conceptos aparentemente contradictorios: la orfandad, un estado permanente, y la idea de que ocurrió de manera repentina, dando énfasis al impacto abrupto y devastador del desastre.
Paralelismo "Manda ¡oh, noble patria mía! La ofrenda de tus piedades A las hoy tristes ciudades De la hermosa Andalucía." El uso de la misma estructura en estos versos enfatiza el llamado a la compasión y la ayuda hacia Andalucía.
Metonimia "En ese altar de la Historia" La "Historia" se utiliza para referirse a los eventos históricos y las batallas que tuvieron lugar en esa región. El "altar" sugiere que esos eventos son venerados o recordados con respeto.