España en Marcha, Gabriel Celaya

Una nueva sociedad nace, crece y no acepta su historia, que cree manipulada. Los muertos de la guerra, no importa el bando, han de enterrarse. No quiere que el pasado sea su presente y futuro. Quieren algo nuevo, un cambio total. Es un movimiento imparable, creciente y firme, que no va a dar marcha atrás.

Es un movimiento luchador, fuerte y que quiere extraer lo mejor del país, de la sociedad. Beben del pasado y la historia, pero para que sirva para transformar el presente y el futuro en algo mejor. Si hay que luchar se hará. El salir a la calle a manifestarse y expresar lo que se busca es importante, tiene que hacerse. Todos sabemos nuestro pasado como país, pero hay que transformarlo y mejorarlo.

No podemos resignarnos o aceptar lo que hay sin más. Hay que buscar un futuro ilusionante en España. Los errores son aceptados y se toman como base para mejorar lo que se busca. El poeta invita a despertar al lector, a la sociedad, para que se luche por lo que realmente importa. El poeta quiere que cada uno de nosotros tomemos partido de la manera que sea. Quiere que España luche por un futuro ilusionante, fortalecedor, que nos una y nos haga más nación.

Estamos ante un poema que lo que busca es arengar al lector para que no se conforme, para que responda ante la inacción de los gobiernos, ante el conformismo de muchos y ante la pasividad de otros. Nos invita a no aceptar ciegamente todo lo que se nos dice, lo que se nos impone o quiera que asumamos como lo que debe de ser.

El poeta busca que el futuro de un país y la prosperidad de este, en todos los aspectos, ya sea social, económico, político, etc., se busque entre todos y no entre unos pocos. Hay algo también muy especial en este poema y es el recuerdo a los que no están, a los que cayeron luchando por un futuro mejor. Y aun así habla de esa historia que se quiere imponer como verdadera y que el poeta siente como una mentira. De la misma forma que se ha de ser crítico para evolucionar a mejor, la historia debe ser criticada cuando no refleja la realidad de lo que ha pasado.


Nota de Susana Marín. Abr. 2015

Poema original: España en Marcha

Nosotros somos quien somos.
¡Basta de Historia y de cuentos!
¡Allá los muertos! Que entierren como Dios manda a sus muertos.

Ni vivimos del pasado,
ni damos cuerda al recuerdo.
Somos, turbia y fresca, un agua que atropella sus comienzos.

Somos el ser que se crece.
Somos un río derecho.
Somos el golpe temible de un corazón no resuelto.

Somos bárbaros, sencillos.
Somos a muerte lo ibero
que aún nunca logró mostrarse puro, entero y verdadero.

De cuanto fue nos nutrimos,
transformándonos crecemos
y así somos quienes somos golpe a golpe y muerto a muerto.

¡A la calle! que ya es hora
de pasearnos a cuerpo
y mostrar que, pues vivimos, anunciamos algo nuevo.

No reniego de mi origen
pero digo que seremos
mucho más que lo sabido, los factores de un comienzo.

Españoles con futuro
y españoles que, por serlo,
aunque encarnan lo pasado no pueden darlo por bueno.

Recuerdo nuestros errores
con mala saña y buen viento.
Ira y luz, padre de España, vuelvo a arrancarte del sueño.

Vuelvo a decirte quién eres.
Vuelvo a pensarte, suspenso.
Vuelvo a luchar como importa y a empezar por lo que empiezo.

No quiero justificarte
como haría un leguleyo,
Quisiera ser un poeta y escribir tu primer verso.

España mía, combate
que atormentas mis adentros,
para salvarme y salvarte, con amor te deletreo.