Después de Todo, Jaime Sabines

El poeta busca una relación sexual sin que ambos se impliquen. Para él, esto es luz de esperanza ante la muerte. Al final, lo que le queda al ser humano es el sexo. El sexo es lo mejor y, al mismo tiempo, la expresión más física, más baja del hombre. El poeta siente que ahora mismo únicamente busca una relación sexual.

Es consciente del paso del tiempo en su físico y no puedo hacer nada para evitarlo. Sin embargo, el sexo lo rejuvenece y, a la vez, lo envejece más. Desea la soledad para tener relaciones con mujeres diferentes y para tener cuantas más experiencias mejor y, ahora que está en una etapa de madurez, vivir.

El paso del tiempo es una temática muy importante dentro de la poesía. Sin embargo, a diferencia de otros poetas, en este caso el protagonista del poema busca en el sexo una salida a esa sensación de cercanía de la muerte. Entendemos que está en una etapa de madurez, más cerca de la última etapa de su vida que en otra más joven.

Al protagonista de estos versos le obsesiona el paso del tiempo y la certeza de que le queda cada vez menos y es por ello que busca en el sexo, en las relaciones sin ningún tipo de implicación, una especie de fuente de juventud. No se nos dice qué tipo de mujer busca, aunque intuimos que serán más jóvenes que él. Es esta búsqueda de la juventud en el sexo la que hace que, al contrario de lo que piensa, la vejez esté mucho más presente.

Como se dice en algunas ocasiones, es una huida hacia adelante y en la que no se tiene en cuenta las consecuencias, en la que no se mide lo que pueda ocurrir, en la que el pasado, el presente y el futuro no tienen ningún tipo de importancia. Únicamente importa es instante en el que él está con una mujer. Posteriormente no sabemos qué ocurrirá, seguramente nada, porque él no busca nada serio, no busca una relación con la que estar hasta el día de su muerte.


Nota de Susana Marín.
×

Poema original: Después de Todo

Después de todo -pero después de todo- 1
sólo se trata de acostarse juntos, 2
se trata de la carne, 3
de los cuerpos desnudos, 4
lámpara de la muerte en el mundo. 5

Gloria degollada, sobreviviente 6
del tiempo sordomudo, 7
mezquina paga de los que mueren juntos. 8

A la miseria del placer, eternidad, 9
condenaste la búsqueda, al injusto 10
fracaso encadenaste sed, 11
clavaste el corazón a un muro. 12

Se trata de mi cuerpo al que bendigo, 13
contra el que lucho, 14
el que ha de darme todo 15
en un silencio robusto 16
y el que se muere y mata a menudo. 17

Soledad, márcame con tu pie desnudo, 18
aprieta mi corazón como las uvas 19
y lléname la boca con su licor maduro. 20

21

Comentarios

Publique su comentario sincero

Gracias por decidir aportar un comentario. Sepa que todos los mensajes son moderados, y su email NO aparecerá publicado ni se compartirá de forma alguna.

Últimos comentarios

  • Maria laura: Me encanto esta poesía debo hacerle un análisis como se que figuras literarias... | Por qué esos lirios que los hielos matan?
  • Adalberto romero: De excelente para arriba Extraordinario Único Suigeneris El mejor poema q... | El Brindis del Bohemio
  • Luis Haro Mendoza: es un poema regiamente armonizado con un lenguaje literario que desborda con sen... | El Brindis del Bohemio