Te Adoro Igual, Charles Baudelaire

El poeta ama a una mujer que le atrae, pero que oculta algo. Es ese desconocimiento lo que le produce tristeza. Cuanto más lo rechaza, más la quiere y más bella le parece. Cuanto más la desea, ella más se aleja, quedando a una distancia insalvable. Hay un miedo por parte de ambos a comprometerse. Cuando ella lo ataca, él la rechaza. Él no se da por vencido. Cuando ella lo busca, él se siente inseguro porque no cree que sea verdad. El poeta ama a la mujer incluso cuando esta parece fría. La encuentra más bella.

En este caso, el poeta no habla de un amor imposible entre dos personas, sino de la imposibilidad de la relación entre ambos debido a que no quieren comprometerse. Es un poema en el que se habla de sentimientos, no se hace una descripción de ninguno de los dos porque no es lo relevante.

La esencia del poema es cómo ambos, que tienen la posibilidad de estar cerca, se alejan de la misma forma que se repelen los polos del mismo signo. Él la ama y parece que hay una correspondencia por parte de ella. Sin embargo, cuanto más cerca están, más alejados parece que deciden situarse.

El poeta parece que no quiere y no sabe estar sin ella. Esa forma de alejarse hace que él se sienta más atraído si cabe. Es un amor sincero, que no platónico. Siente que está entregado a ella y que necesita estar a su lado y parece que ese va ser el tono que va a seguir en esta relación.

Como no podía ser de otra manera, en este tipo de poemas, y este también lo es, el final es abierto y no sabemos lo que va a ocurrir después. El lector únicamente puede jugar con su imaginación y elucubrar acerca de lo que haya podido pasar entre ambas personas. Lo que sí resulta seguro es que el poeta está decidido a conseguir el amor de la amada de cualquier manera, luchando de cualquier forma posible y eliminando cualquier tipo de barreras que puedan separarlos. El poeta siente que el amor tiene que triunfar.


Nota de Susana Marín.
×

Poema original: Te Adoro Igual

Te adoro igual que a la bóveda nocturna, 1
¡Oh vaso de tristeza, gran taciturna! 2
Y te amo tanto más, bella, cuanto más me huyes; 3
Y cuanto más me pareces encanto de mis noches, 4
Irónicamente aumentar la distancia 5
Que separa mis brazos de la inmensidad azul. 6
Avanzo en los ataques y trepo en los asaltos 7
Como junto a un cadáver un coro de gusanos, 8
Y amo tiernamente, bestia implacable y cruel, 9
Incluso tu frialdad, que aumenta tu belleza. 10

11

Comentarios

Publique su comentario sincero

Gracias por decidir aportar un comentario. Sepa que todos los mensajes son moderados, y su email NO aparecerá publicado ni se compartirá de forma alguna.

Últimos comentarios

  • Saul Muñoz Lopez: Lo orfico y lo pitagorico han sido dos atrapados de el conocimiento. Cuando desa... | Poema de los dones
  • Mª Angustias Moreno Barrios: Maravilloso poema, gracias por compartir.... | Los Encuentros de un Caracol Aventurero
  • Saul Muñoz Lopez: Critica a Unamuno. Y pie, descanso. Derecho a unas prisas, contrario: seis direc... | Más Allá

  • Desde 2013, Poemario es una referencia de la poesía, analizando el trabajo y la influencia cultural de los mayores autores de la historia, constituído por:

  • David Rubio
    Profesor y consultor literario
  • Paulo Altamirano
    Escritor y traductor literario
  • Rocío Calvo Fernández
    Profesora de Literatura Española
  • Mario Sanchez
    Crítico de arte, teatro y literatura
  • Victoria Jorrat
    Escritora
  • Privacidad - Contáctenos