A Dónde Iremos, Nezahualcóyotl

El poeta se pregunta si hay un lugar donde ser inmortal. Él mismo se contesta diciendo que no puede pensar en ello. Uno ha de ser fuerte porque todos acabamos muriendo. La muerte nos llega por igual sin distinguir sexo, raza o clase social. Lo único que queda son los rituales funerarios. El poema termina como termina la primera estrofa: nadie puede evitar la llegada de la muerte.

La muerte es una constante en la poética en la mayoría de los autores épocas literarias. En este caso, en este poema se nos presenta de una manera cruda que la muerte nos llega a todos. Lo más notable en este texto es que, al estar escrito por un monarca, resulta un tanto extraño que no piense en la inmortalidad, algo que suele ser habitual en otro tipo de sociedades.

En este caso, el poeta -monarca es consciente de su mortalidad, es consciente del paso del tiempo y, sobre todo, sabe que es imposible ganarle la batalla la muerte. Podemos alargar nuestra vida un poco más, pero la parca llegará antes o después para llevarnos de la mano a otro lugar en el que, quizás, seamos un poco más libres.

Lo más importante de este poema es que el monarca -poeta no pretende ser más que nadie. Al contrario, se iguala a los de más humilde condición en este tema. Esto hace que no solo su imagen es muchísimo más cercana al pueblo y, gracias a esto, se gana el favor del mismo, sino que nos ofrece un aspecto más íntimo, más personal, más alejado del poder y más cercano a la realidad de un personaje que, históricamente, ha sido uno de los más importantes de su nación.

La vida es efímera y pasa en un instante y esto es quizás el mensaje principal que nos quiere transmitir el poeta, además de que llega la muerte a todos por igual. De la misma forma, también es importante tener en cuenta que no pretende alargarse más de lo que quiere decir en el texto. Es un poema en el que se dice lo que se tiene que decir y nada más. Cuando profundizamos en él, más que un poema, estamos hablando de una reflexión personal dirigida al lector casi en voz alta, pero por escrito.


Nota de Paulo Altamirano.
×

Poema original: A Dónde Iremos

¿A dónde iremos 1
donde la muerte no exista? 2
Más, ¿por ésto viviré llorando? 3
Que tu corazón se enderece: 4
aquí nadie vivirá para siempre. 5

Aún los príncipes a morir vinieron, 6
los bultos funerarios se queman. 7
Que tu corazón se enderece: 8
aquí nadie vivirá para siempre. 9

10

Comentarios

  • Araceli Colín Jun., 2022

    Concisión y belleza. Pura verdad. Flor y canto es lo unico verdadero en la tierra. Flores y cantos se despliegan y luego se pierden como la vida.

Publique su comentario sincero

Gracias por decidir aportar un comentario. Sepa que todos los mensajes son moderados, y su email NO aparecerá publicado ni se compartirá de forma alguna.

Últimos comentarios

  • Saul Muñoz Lopez: Como la luna. Los paseores son como mi espacio personal de mi niñez, y las estr... | Ante un Cadáver
  • ramiro hernandez restrepo: Bueno, el poeta es concreto, práctico, va a lo vivido con palabras propias del ... | Soy mi Cuerpo
  • Silvera Cristina: Hermosa obra que refleja una realidad de hoy día Como madre a uno le cuesta a v... | Miedo

  • Desde 2013, Poemario es una referencia de la poesía, analizando el trabajo y la influencia cultural de los mayores autores de la historia, constituído por:

  • David Rubio
    Profesor y consultor literario
  • Paulo Altamirano
    Escritor y traductor literario
  • Rocío Calvo Fernández
    Profesora de Literatura Española
  • Mario Sanchez
    Crítico de arte, teatro y literatura
  • Victoria Jorrat
    Escritora
  • Privacidad - Contáctenos