Canción del Amor Lejano, José Ángel Buesa

Un poeta que habla de un amor del pasado, de alguien que fue importante pero que ya no está. Esta temática ya la conocemos y sabemos que es habitual en muchos otros poetas. Habla de una relación con una mujer que lo marcó y que la relación quedó grabada en su recuerdo por lo que ella le hizo sentir.

Ahora que ya no está, es consciente de lo importante que fue para él. Parece que la sentía como algo distante, que no se puede tocar, pero que tampoco hace que el poeta la buscara hasta que desapareció de su lado. Vuelve a notar que ella no destacaba entre otras por su belleza.

Sin embargo ésta se le entregaba sin que el poeta le correspondiese. Parece que él no estaba en su mejor momento vital y que no tenía, cuando quería, nada que ofrecerle. Utiliza la metáfora de la arena seca y el salitre que deja la ola para hacernos sentir su estado de ánimo. El poeta se da cuenta de que ella fue todo para él pero que en ese momento se sentía vacío, seco, sin saber cómo corresponder. Sin embargo su aroma, su olor, quedó impreso en su piel, en su recuerdo, en su vida.

Ahora que rememora el pasado es consciente de lo importante de la presencia de esta mujer en su vida, de como ella era el aire fresco, su luz en el momento de oscuridad, su punto de referencia para recuperarse y amar nuevamente. Ahora ya no está, pero está siempre presente. El poema es circular y vuelva señalar que, a diferencia de otras, ella fue un amor importante y verdadero, único.

El poeta nos señala a través de los versos del poema, la poca importancia que le damos a veces a las personas que están cerca de nosotros, a nuestro lado, que nos acompañan en nuestro viaje y que, sin darnos cuenta, están siempre cuando las necesitamos, que nos entiende y que al mismo tiempo son un punto de referencia esencial.

También nos damos cuenta al leer el poema que, en muchas ocasiones, es este mismo hecho, el de saber que tenemos ahí a esa persona, el que hace que no nos demos cuenta o no queramos darnos cuenta de lo esencial que puede ser la pareja o un amor en nuestra vida.


Nota de Susana Marín. Jul. 2014

Poema original: Canción del Amor Lejano

Ella no fue, entre todas, la más bella,
pero me dio el amor más hondo y largo.
Otras me amaron más; y, sin embargo,
a ninguna la quise como a ella.

Acaso fue porque la amé de lejos,
como una estrella desde mi ventana...
Y la estrella que brilla más lejana
nos parece que tiene más reflejos.

Tuve su amor como una cosa ajena
como una playa cada vez más sola,
que únicamente guarda de la ola
una humedad de sal sobre la arena.

Ella estuvo en mis brazos sin ser mía,
como el agua en cántaro sediento,
como un perfume que se fue en el viento
y que vuelve en el viento todavía.

Me penetró su sed insatisfecha
como un arado sobre llanura,
abriendo en su fugaz desgarradura
la esperanza feliz de la cosecha.

Ella fue lo cercano en lo remoto,
pero llenaba todo lo vacío,
como el viento en las velas del navío,
como la luz en el espejo roto.

Por eso aún pienso en la mujer aquella,
la que me dio el amor más hondo y largo...
Nunca fue mía. No era la más bella.
Otras me amaron más... Y, sin embargo,
a ninguna la quise como a ella.