Alma Venturosa, Leopoldo Lugones

Al promediar la tarde de aquel día, 1
cuando iba mi habitual adiós a darte, 2
fue una vaga congoja de dejarte 3
lo que me hizo saber que te quería. 4

Tu alma, sin comprenderlo, ya sabía... 5
Con tu rubor me iluminó al hablarte, 6
y al separarnos te pusiste aparte 7
del grupo, amedrentada todavía. 8

Fue silencio y temblor nuestra sorpresa; 9
mas ya la plenitud de la promesa 10
nos infundía un júbilo tan blando, 11

que nuestros labios suspiraron quedos... 12
Y tu alma estremecíase en tus dedos 13
como si se estuviera deshojando. 14

15

Comentarios

Publique su comentario sincero

Gracias por decidir aportar un comentario. Sepa que todos los mensajes son moderados, y su email NO aparecerá publicado ni se compartirá de forma alguna.

Últimos comentarios

  • Andrés Herrera: Que finura de tratar este tema. Los celos le ciegan pero cuando se entera que la... | Anda jaleo
  • Saul Muñoz Lopez: El felino sige observando. Lo prudente, es la clave. Las calles, o hay nadie. ... | España
  • Saul Muñoz Lopez: El imperialismo. La poesia, es lo manifiesto. Es el compromiso, por la etica, y ... | España

  • Desde 2013, Poemario es una referencia de la poesía, analizando el trabajo y la influencia cultural de los mayores autores de la historia, constituído por:

  • David Rubio
    Profesor y consultor literario
  • Paulo Altamirano
    Escritor y traductor literario
  • Rocío Calvo Fernández
    Profesora de Literatura Española
  • Mario Sanchez
    Crítico de arte, teatro y literatura
  • Victoria Jorrat
    Escritora
  • Privacidad - Contáctenos