Un perro ha muerto, Pablo Neruda

¿Cuándo? Publicado en , en el libro Jardín de invierno.

Mi perro ha muerto.1

Lo enterré en el jardín2
junto a una vieja máquina oxidada.3

Allí, no más abajo,4
ni más arriba,5
se juntará conmigo alguna vez.6
Ahora él ya se fue con su pelaje,7
su mala educación, su nariz iría.8
Y yo, materialista que no cree9
en el celeste cielo prometido10
para ningún humano,11
para este perro o para todo perro12
creo en el cielo, sí, creo en un cielo13
donde yo no entraré, pero él me espera14
ondulando su cola de abanico15
para que yo al llegar tenga amistades.16

Ay no diré la tristeza en la tierra17
de no tenerlo más por compañero,18
que para mí jamás fue un servidor.19

Tuvo hacia mí la amistad de un erizo20
que conservaba su soberanía,21
la amistad de una estrella independienre22
sin más intimidad que la precisa,23
sin exageraciones:24
no se trepaba sobre mi vestuario25
llenándome de pelos o de sarna,26
no se frotaba contra mi rodilla27
como otros perros obsesos sexuales.28
No, mi perro me miraba29
dándome la atención que necesito,30
la atención necesaria31
para hacer comprender a un vanidoso32
que siendo perro él,33
con esos ojos, más puros que los míos,34
perdía el tiempo, pero me miraba35
con la mirada que me reservó36
toda su dulce, su peluda vida,37
su silenciosa vida,38
cerca de mí, sin molestarme nunca,39
y sin pedirme nada.40

Ay cuántas veces quise tener cola41
andando junto a él por las orillas42
del mar, en el invierno de Isla Negra,43
en la gran soledad: arriba el aire44
traspasado de pájaros glaciales,45
y mi perro brincando, hirsuto, lleno46
de voltaje marino en movimiento:47
mi perro vagabundo y olfatorio48
enarbolando su cola dorada49
frente a frente al Océano y su espuma.50

Alegre, alegre, alegre51
como los perros saben ser felices,52
sin nada más, con el absolutismo53
de la naturaleza descarada.54

No hay adiós a mi perro que se ha muerco.55
Y no hay ni hubo mentira entre nosotros.56

Ya se fue y lo enterré, y eso era todo.57

58

En formato PDF
PDF Un perro ha muerto



¿Quiere ayudar? Deje su comentario!

*Todos los mensajes son moderados; su email jamás aparece ni se comparte.


Ejemplos de figuras literarias en Un perro ha muerto

Figuras literarias Ejemplos Descripción
Metáfora "...su mala educación, su nariz iría." Se trabajan la "mala educación" y "nariz iría" como metáforas de la personalidad y comportamiento del perro, destacando sus características y comportamiento únicos.
Metáfora "Tuvo hacia mí la amistad de un erizo" Describe la amistad del perro, indicando que, aunque pudiera parecer distante o desapegado, tenían una relación de respeto mutuo.
Hipérbole "Ay cuántas veces quise tener cola" Exagera la profunda admiración y conexión que el autor siente hacia su perro y sus libertades, casi deseando ser como él.
Antítesis "Alegre, alegre, alegre como los perros saben ser felices, sin nada más, con el absolutismo de la naturaleza descarada." Se crea una antítesis entre la alegría simple y pura del perro ("alegre, alegre, alegre") y el "absolutismo de la naturaleza descarada", contrastando la emoción innata del perro con la dureza de la realidad.
Paralelismo "No, mi perro me miraba dándome la atención que necesito, la atención necesaria para hacer comprender a un vanidoso que siendo perro él..." Estructura gramatical que expresa cómo el perro prestaba atención a su dueño-amigo, reforzando el respeto, y la confianza en una relación firme.