Que Consuela a un Celoso Epilogando la Serie de los Amores, Sor Juana Inés de la Cruz

Sor Juana Inés de la Cruz nos presenta un nuevo poema, en este caso parece de carácter moral o educativo. Nos encontramos con un soneto que describe, hasta cierto punto, las diferentes etapas de un amor que se termina por los celos del amado.

Así, en la primera estrofa, en el primer cuarteto, para la poeta, en un principio, el amor es todo sentimientos extremos que alteran física y emocionalmente al enamorado. A medida que crece ese sentimiento, si no se cuida, hace que este pase a ser una sensación de desconfianza de los que puede acabar con la desesperación y con el ruego a la amada para que no le abandone entre lágrimas.

En el segundo cuarteto, sor Juana Inés de la Cruz nos dice que lo peor de una relación es que la pareja deje de sentir algo por la otra persona y no sea sincero. Esto hace que los celos nazcan y crezcan, con lo que el amor desaparece y la relación pasa a ser un mundo de ansiedad y negatividad.

En el primer terceto de este soneto, se nos habla de Alcino, que ama a Celia pero no entiende porque ésta no corresponda a su amor. La respuesta parece en el segundo terceto: los celos. Ella conoció que él creía que ella le engañaba y este motivo hizo que rompiera su relación con él. Es decir, los celos fueron malos consejeros.

Por lo que podemos apreciar en este pequeño soneto, la poeta busca con lo que escribe educar, enseñar y, de alguna manera, orientar a los jóvenes para, si se deciden por iniciar una relación, ésta sea lo más sana posible y se ajuste a la moral de ese momento, a los rituales y costumbres de aquella época y, sobre todo, que la moralidad esté presente en la pareja.

Otro de los puntos que podemos tocar a la hora de analizar estos versos, es el de que lo femenino, en este poema, no siente igual el amor que lo masculino. Así, en ella están los atributos no solamente de la belleza, sino también de inteligencia y del conocimiento, como expresa el último verso en cuanto al conocimiento de la amada de los celos del hombre.

Sin embargo, lo masculino aquí lo vemos relacionado con el apasionamiento, más que el amor, las dudas, las inseguridades, la desconfianza y, como fruto de todo eso, los celos. Estamos, ante una visión de lo femenino muy fuerte y con una moralidad y fuerza por encima de lo masculino.


Nota de Susana Marín.
×

Poema original: Que Consuela a un Celoso Epilogando la Serie de los Amores

Amor empieza por desasosiego, 1
solicitud, ardores y desvelos; 2
crece con riesgos, lances y recelos; 3
susténtase de llantos y de ruego. 4

Doctrínanle tibiezas y despego, 5
conserva el ser entre engañosos velos, 6
hasta que con agravios o con celos 7
apaga con sus lágrimas su fuego. 8

Su principio, su medio y fin es éste: 9
¿pues por qué, Alcino, sientes el desvío 10
de Celia, que otro tiempo bien te quiso? 11

¿Qué razón hay de que dolor te cueste? 12
Pues no te engañó amor, Alcino mío, 13
sino que llegó el término preciso. 14

15

Comentarios

Publique su comentario sincero

Gracias por decidir aportar un comentario. Sepa que todos los mensajes son moderados, y su email NO aparecerá publicado ni se compartirá de forma alguna.

Últimos comentarios

  • Saul Muñoz Lopez: La tradicion cultural de Unamuno. Con o sin miedos. La logica transcendente. Pla... | Dime qué dices, mar!
  • Saul Muñoz Lopez: El maestro de el clan. Frases, como arte plasmante de recuerdos, Rimas cons... | Dime qué dices, mar!
  • Saul Muñoz Lopez: Me remito Urano y Gea eran los padres de Zeus, y tetis se caso con un mortal, au... | 10/10. Notas al Texto (Sentir y Pensar: poema cómico)

  • Desde 2013, Poemario es una referencia de la poesía, analizando el trabajo y la influencia cultural de los mayores autores de la historia, constituído por:

  • David Rubio
    Profesor y consultor literario
  • Paulo Altamirano
    Escritor y traductor literario
  • Rocío Calvo Fernández
    Profesora de Literatura Española
  • Mario Sanchez
    Crítico de arte, teatro y literatura
  • Victoria Jorrat
    Escritora
  • Privacidad - Contáctenos