Arte Poética, Vicente Huidobro

El poeta invita al lector a la creación poética como vehículo de comunicación entre las personas. Cuando algo ocurre a su alrededor ocurren más momentos y estos pueden ser momentos poéticos que transmitir y hacerle llegar al lector, al oyente. Es importante la formación, el cultivar el lenguaje poético, así como conocer los recursos formales, lengua, sintaxis, etcétera.

Vivimos un momento en el que pensar, usar el cerebro, desde el punto de vista literario, no se estila. Pero el cerebro es el músculo más importante, el que hace que nos sintamos nosotros mismos. La poesía, lo literario, está vigente y los poetas son los que tienen ese espíritu y pueden transmitirlo a través de los versos. La poesía es una prolongación de lo divino, de la creación.

Como podemos ver en este poema, la creación poética es un tema vigente y que está presente en muchos poetas. Cada uno lo expresa de manera diferente pero la finalidad es la misma: todo lo que nos rodea tiene la posibilidad de ser plasmado en un verso, en un texto poético que un lector puede conocer y hacerlo sentir como propio.

Además, es importante esa visión casi religiosa de la poesía. No sólo es algo que nace del interior del escritor y que se plasma en palabras y versos, sino que, como si de un religioso se tratara, busca captar la belleza de lo que le rodea y plasmarla en su trabajo, en este caso el escritor. Además, de la misma forma que uno encuentra a Dios, a la divinidad y la acepta en su interior, el poeta, de alguna manera, también encuentra la inspiración, ese sentimiento poético y lo interioriza y lo plasma a través de la poesía.

Es por ello que el poeta no solamente escribe, sino que se forma, viaja, conoce e intercambia todo tipo de información con otros poetas para seguir creciendo como escritor, como creador, como personas que utiliza la realidad, lo onírico, los pensamientos más íntimos para crear un universo literario centrado en la poesía, en los versos y, como no podía ser de otra manera, que todo ello sea transmitido a todo aquel que quiera leerlo y conocerlo.


Nota de Susana Marín. Ene. 2015

Poema original: Arte Poética

Que el verso sea como una llave
que abra mil puertas.
Una hoja cae; algo pasa volando;
cuanto miren los ojos creado sea,
y el alma del oyente quede temblando.

Inventa mundos nuevos y cuida tu palabra;
el adjetivo, cuando no da vida, mata.

Estamos en el ciclo de los nervios.
El músculo cuelga,
como recuerdo, en los museos;
mas no por eso tenemos menos fuerza:
el vigor verdadero
reside en la cabeza.

Por qué cantáis la rosa, ¡oh poetas!
hacedla florecer en el poema.

Sólo para nosotros
viven todas las cosas bajo el sol.

El poeta es un pequeño Dios.